Premio Aníbal Nazoa 2013 por informar y enseñar sobre las Esquinas de Caracas.

jueves, 25 de agosto de 2016


Plaza Mayor de Caracas creación de la República de Venezuela.

Actualmente lugar sacro en memoria del Libertador

MITSY MONCADA (CNP. 22389). Rodeada  por alquerías de bahareque y techos de paja, luego fueron construidos portales para las tiendas, estilo andaluz en tiempos del Gobernador Felipe Ricardos (1751-1757). Tres grandes arcos servían de entrada al este, oeste y sur, erigidos por el Jefe de Ingenieros Don Juan Gayangos Lascaris, en 1755. Esta plaza fue utilizada como mercado,  allí, se celebraban corridas de toros. También se castigaban o sentenciaba con pena de muerte a los que atentaban contra la corona de España.  

En el ángulo noroeste se encontraba el puesto de la Guardia conocido como “El Principal”, frente a la casa del  Gobernador y la Cárcel Real, hoy conocida como “Casa Amarilla”;  los  pobladores  le comenzaron a llamarla  “Plaza de Armas”;  el escritor Santiago Key  Ayala, ofrece la versión de un cuartel que se ubicaba dentro de la propia Plaza, de allí partían las órdenes  gubernamentales y militares al conglomerado colonial.

Los primeros peldaños de la plaza comenzarón a construirse del lado de la Catedral y surgieron las primeras edificaciones que la cercaron: Palacio del Capitán General, cárcel Real, seminario Tridentino, convento de las Monjas “Concepción”, ayuntamiento y  Catedral.

En 1767, en este lugar se colocó la primera fuente de agua. Refieren las crónicas que en la Catedral se hicieron fuertes los filibusteros ingleses encabezados por Amyas Preston, quienes  saquearon la ciudad. De igual manera es celebre la llegada del patriota Juan Francisco de León, comandando  800 hombres, manifestando  contra la monopólica imperial compañía Guipuzcoana. Tristemente, de sus puertas, en 1799,  salió para ser inmolado en la plaza, el prócer venezolano, José María España. Este mismo terreno, seria testigo de los sucesos del 19 de abril de 1810. Y al suroeste estaba ubicado el Seminario “Santa Rosa” en cuya capilla  se efectuó la Declaración de la Independencia de Venezuela.

PLAZA MAYOR 1860-DIBUJO DE LESSMANN
El realista Monteverde luego de la capitulación con el Generalísimo  Francisco de Miranda juró, defender la corona española. Levantando en el centro de la plaza un tablado, colocándose el retrato del Rey; según relata Andrés de Cires, encargado de reseñar la festividad. A partir de ese día la plaza fue llamada Constitución. Pero 1814, recobra de nuevo su nombre original, “Plaza Mayor”.

El primer lugar destinado para honrar al padre de la Patria en su ciudad natal fue la plaza de San Jacinto, por estar allí ubicada su casa de albor.  Así lo dispuso el Ayuntamiento en 1825, al recibir noticia de la batalla de Ayacucho. La estatua sería ecuestre, de bronce, sobre pedestal de mármol, y la plaza se denominaría de Bolívar. Resolución que no se cumplió.  En diciembre de 1842, mientras la fragata “Constitución” traía de Santa Marta los restos del Héroe, la diputación provincial dispuso que la plaza de Catedral se denominara de Bolívar. Mandando a erigir  la imagen del Libertador,  en ese lugar, con las mismas características señaladas anteriormente.

Se solicito a todos los concejos municipales una suscripción  voluntaria y lo recaudado sería utilizado para llevar a cabo la obra,  por medio del Ministerio de Venezuela en Londres, se realizaron las coordinaciones para localizar en Europa al más acreditado artista que concibiera la obra, a pesar de todas las gestiones, nuevamente la ordenanza no se cumplió.  En 1865 se comenzarón a demoler los arcos y barandales de  la plaza que todavía funcionaba como mercado;  trasladando el comercio a la plazoleta de San Jacinto.

La plaza consagrada a Bolívar, solo tenía unos bancos colocados bajo los árboles más copudos que permitían a los vecinos  tomar el frescor de la tarde. La miseria provocada por las revueltas armadas, aunado a  las falsas promesas de los gobernantes para la época; no consolidaban el proyecto de erigir el reconocimiento del pueblo venezolano al “Padre de la Patria”. Solo una piedra fundamental ubicada en el centro,  mantenía la esperanza de que algún día, se levantara el monumento.

Hasta que en 1872, Guzmán Blanco, decretó finalmente la realización de la estatua ecuestre al Libertador Presidente. Fue encargada a la Real Fundición de Múnich, donde Alsatian Bartoldi y Fernando Müller hicieron ejecutar la obra del escultor Adamo Tadolini, según modelo que se encuentra en la Plaza de la Constitución, de Lima - Perú. El bergantín Thora, donde venía, se dice que naufragó en las adyacencias de  Los Roques, por lo que la inauguración prevista para el día de San Simón, fue diferida hasta su recuperación. La goleta Cisne la condujo a La Guaira. Posteriormente la estatua que hoy disfrutamos en la actual Plaza Bolívar, fue inaugurada, el 7 de noviembre de 1874. En la fosa de la plataforma fueron depositados documentos, el primer censo de la Republica, fotografías, plano de Caracas, colección de periódicos, medallas, monedas, entre otros vestigios.

Actual Plaza Bolivar de Caracas

Miles de personas venezolanos y extranjeros  visitan la plaza Bolívar de Caracas, cientos de instituciones le rinden homenaje al Libertador, hasta los niños disfrutan de este espacio público en un ambiente familiar. La rodean las esquinas: Gradillas, Monjas, Principal y la Torre. Es el corazón de la ciudad  que late para irradiar la energía del epónimo inmortal…Bolívar!

lunes, 15 de agosto de 2016


LA VIRGEN DEL CONVENTO
     Habíamos transitado por el camino de los españoles como aun  suele decírsele a aquellas vías que se adentraron tantos años atrás en los testimonios narrados por los abuelos. Más que eso la capilla de San José convertida en una especia de espacio de concreto y los divinos Ángeles de madera, desaparecidos, el olor de la quebrada nos anunció los tiempos y desde los misterios se dejaron saber muy a lo lejos las siluetas blancas de las torres neogóticas de la iglesia del padre Sandoval, aquella vieja de los #franciscanos, versiones manieristas. 

        Antigua  capilla mayor del convento de Santa Clara desde 1579. Donde Fray Luis de Maquena, y Augusto José de Angarita crearon los testimonios evangelizadores de la mas augusta expresión de la cultura andina #tachirense. La ruta se fue elevando a los estadios del ser y la vieja mina de yeso de los Díaz, descendientes de #España del caballero de Bibar dejaba aun los áureos testimonios de su cueva olorosa a la gestación de las piedras blancas. Allí la casa vieja de las fiestas y la escuela donde doña Teresa de Gómez abrió los secretos sagrados de una ilustración, camino de los andes, pregonera vía de los españoles en la conquista del valle de los #Humogrias.

       En la última curva la casa de don Manuel Contreras el alumno del colegio seminario de Jáuregui y discípulo eterno del eminente Acacio Chacón el primer arzobispo de #Mérida. Así fue la caminata, desde la quebrada de San José hasta los linderos de la llamada Loma del Trigo. Entre  aromas, olor a cañas, trapiches viejos. La Capilla de los Vega. Portal hacia los páramos, monte grande o el mismo divisorio mirador de los pantanos. Donde don Luis Sánchez fue un consagrado hortelano, tan parecido a los Vascos españoles que vinieron en las búsquedas agrícolas de la colonización. Herencia sagrada. Desde allí encontramos La Virgen. La misma que permaneció por dos siglos en la iglesia de los Ángeles. Originaria pieza al temple, quien firma: “Anastasio Pernia 1698” casi entre las evoluciones de la escuela del convento, aquella que creara Fray Fco. de Orellana en 1580, el agustino prestado a los franciscanos. Y se extendiera la imaginería hasta Pamplona la nueva o Mérida de Frescos en el convento de las clarisas. Aun las huellas en el famoso mural al temple de “San Cristóbal” en el convento franciscano de #Pamplona, quien mandó a realizar Juan Maldonado Ordoñez de Villaquiran. 

       Hoy el inmenso Museo dedicado la más grande escultor constructivista de #Colombia Eduardo Ramírez Villamizar afinidades perpetuas con la talla de San Francisco de los frailes conservado, “Traspasado en su arte” por la tosquedad; pero sobrevenido en la iglesia neogótica  de los Ángeles de La Grita. Igualmente  San Francisco de la iglesia del Carmen de San Bartolomé del Cobre. En la obra San Antonio en sus manos lleva unos lirios, y en la otra un libro y sobre el libro el niño santo que aun esta en el museo religioso de Pamplona. Mientras San Juan apóstol sostiene la cruz de Cristo y va leyendo evangelios de las sagradas escrituras. Y María con su bastón de mando sostiene al niño, su hijo, mientras el rosario del reino cuelga en su mano izquierda. Un aurea de sublime expresión hace los contornos, con el delicado estadio de pequeñas profanaciones de alguien que intentó acomodar ciertas formas del dibujo. Figuras entre la ingenuidad bendita y los lineamientos de la época, propuesta a viejos retablos de consagraciones a la creencia religiosa. Mantos y arremetidas soluciones plásticas después de los años; una  corona jubilosa imantada en oros. Esta originalidad nos hace pensar de las mismas vírgenes la de la iglesia de Lobatera, realizada en todas las posibilidades en el convento Franciscano de Santa Clara de La Grita. La tabla del reino en la catedral de sal en #Bogotá. O la  aparecida en madera de la basílica de #Maracaibo. Meditación que deberá realizarse y someter a grandes investigaciones artísticas y de expertos conocedores del linaje plástico de 1600.

       Mientras las sucesiones de la montaña, aparecen los olores de los aceites y un sonido de la quebrada que cruza de los viejos trigales desaparecidos. Han pasado los años y detrás de los tiempos quedará revivir las gestaciones del Convento de La Grita del Espíritu Santo. Como una de las huellas que trajo Francisco de Cáceres el refundador y la importancia de una escuela que borraron por tan inmensos desconocimientos de las poderosas expresiones de la cultura venida de Europa para realizar una conquista que se quedó en los testimonios del Cristo de los Milagros y de esta virgen de Chinquinquirà del reino. Como un testimonio del pasado. Arte y dignificación religiosa.


      Un olor a rosas nos invade y una plegaria hace los sentidos en lo más sublime…


NESTOR MELANI OROZCO
SÉPTIMO CRONISTA DE LA GRITA
Claro de Luna, 12 de agosto 2016.
Fuentes.
José Nucete Sardi. “LA PINTURA EN VENEZUELA 1954”
Fidel Orozco. “ARCHIVO DE LOS ELEMENTOS DE LA RELIGION EN LOS ANDES” 1962.
Lucas Castillo Lara. “SU VERSION DE LA GRITA”
INVESTIGACIONES DE NESTOR MELANI OROZCO 1984-2016

jueves, 4 de agosto de 2016


DESDE LA GRITA DEL TÁCHIRA. UN CRISTO COLONIAL ES TESTIMONIO DE LOS HECHOS DE VENEZUELA. 1610-2016.-

Es La Grita un poemario de amor, en ella se han cultivado los hechos históricos más valioso de cuatro siglos andinos. Originaria de las montañas con sus aborígenes humogrias en el vuelo del cóndor y la esencia de un mundo de paz. un día de Lázaro de 1576, fue refundada por el Capitán español Francisco de Cáceres y le concedió el titulo de CIUDAD DEL ESPIRITU SANTO DE LA GRITA. Entre los pasos de la historia y los acontecimiento se afirmaron los sentidos evangelizadores, en 1579 nace el convento franciscano de Santa Clara, y en sus claustros allí se afirma la creación de la primera escuela de Pintura en Venezuela, por un fraile agustino llamado fráncico de Orellana. Afirmaciones que se consagraron en la virgen de los ángeles, la patrona de Chiquinquirá del reino, y San Francisco de los Frailes.  Años después de vida, de ciudad política, y ciudadela militar un 3 de febrero de 1610 un fuerte terremoto la destruye, dejando desolación y dolor. Aun hoy está el testimonio de aquel momento con el viejo callejón de San Francisco los sabios evangelizadores, franciscanos después de aquella triste tragedia se retiran al lugar de sus oraciones en la abadía de Tadea, allí entre ellos un Fraile llamado Francisco alumno de la escuela de Orellana invocando a Dios promete tallar un crucifijo para que protegiera a la comarca de los terremotos. Y en oraciones y un madero de nogal inicia la escultórica figura de una imagen barroca, entre pasiones sublimes y dolor. Terminado su cuerpo no puede finalizar su rostro, llora con desesperación, hace meditaciones y una noche cansado en su taller se queda dormido, el  amanecer permite a las estrellas una luz desde el infinito y ángeles burilan el rostro. Muy a la hora matutina, despierta fray Francisco, hay un milagro el rostro del Cristo está terminado, era el 14 de marzo de 1610. Desde este sagrado momento nace la talla más hermosa del arte barroco en Venezuela. El Cristo Santo de La Grita. Quien ha sido testimonio de la historia venezolana, el mismo de la evangelización, el del Movimiento comunero de 1780. El madero  a quien Simón Bolívar le ofreció en 1813 la libertad de América, el  de la fe del Mariscal de Ayacucho cuando imploró a sus pies en 1830 sobre las tragedias de la división de la gran Colombia.  A quien en 1884 Monseñor Jesús Manuel Jáuregui al recibir la parroquia del Espíritu Santo un 6 de agosto, mando a bajar de la capilla de los ángeles del convento a la iglesia matriz del espíritu santo y lo declaro vigilia y protector. El santo Cristo  quién en 1888 un joven médico oró a sus pies por las enfermedades que acaecían en la tierra de los páramos, el bajo Carira y los leprosos, invitado por el reverendo Jáuregui, este joven fue José Gregorio Hernández. Es el Cristo del revolución liberal restauradora de 1899 en el paso del general Cipriano Castro. El Cristo de los pueblos y peregrinos, quien  a 406 años es la fe del pueblo venezolano y Patrono del Táchira.

CRISTO DE LA GRITA. ARTISTA: NESTOR MELANI


HOY CON LAS MAYORES PROMESAS, ENTRE UN HECHO DE SUS PATRIMONIOS, SUS ESTADIOS NATURALES CON LAGUNAS PREGLACIALES, SU ARQUITETURA, SUS CASONAS CONSAGRADAS A UN IDENTIDAD, EL COLEGIO SEMINARIO DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EL PORTENTOSO LICEO MILITAR JAUREGUI, EL VIEJO COLEGIO SANTA ROSA DE LIMA SUS UNIVERSIDADES, LICEOS, ESCUELAS, LA VIDA PROPIA DESDE LA POESIA Y DESDE LAS MEMORIAS A QUIENES DEBEMOS DEFENDER CON AMOR VERDADERO QUEDANDOSE EN CADA CORAZÓN EL LAMENTABLE DOLOR DE HABER PERDIDO EL HERMOSO  SEMINARIO NEOGOTICO DE LOS PADRES FRANCESES EUDISTAS “KERMARIA” POR LAS DESIDIAS Y LAS IGNORANCIAS. ES  AHORA UN MOMENTO DE REFLEXIÓN POR LA CONSOLIDACIÓN HISTÓRICA DE LA CIUDAD ANTIGUA CAPITAL DE LOS ANDES. GLORIA BENDITA DE SU HISTORIA Y DE SU ETERNIDAD.
406 AÑOS DE LA FE REGIOSA DE UN CRISTO TESTIMONIO DE LA HISTORIA…
                                   440 AÑOS DE LA CIUDAD HERMOSA DE LA CULTURA…

NESTOR  MELANI OROZCO
SÉPTIMO CRONISTA DE LA GRITA
DESDE CLARO DE LUNA , 2 DE AGOSTO 2016.-