Premio Aníbal Nazoa 2013 por informar y enseñar sobre las Esquinas de Caracas.

jueves, 14 de abril de 2011

Esquina de La Principal

Debe su nombre  al  Cuerpo Principal de la Guardia,  que tuviera allí su asiento en el ángulo noroeste situado frente a la Plaza Mayor  de Caracas, que había presenciado el nacimiento de la Primera Patria.

Ya que en tiempos de  la colonia hubo un fortín cuya misión era defender la ciudad de los ataques de las incursiones  piratas; muy frecuentes en aquellos tiempos.  De igual manera los reos permanecían en la cárcel Principal.

El escritor Santiago Key – Ayala, da la versión de un cuartel que se ubica “dentro del recinto de la propia Plaza,  especie de fortín de dos pisos, uno para oficiales, el otro para soldados. De allí partían las órdenes de las autoridades militares a la guarnición de la ciudad”.

Para otros estudiosos sencillamente fue el puesto principal de la Guardia,  asistido por tropa y oficiales de la Milicia, organizada en castas sociales- típicas de la colonia- en blancos, pardos y morenos. En Caracas, como en todos los dominios de España y de las Indias, se daba cumplimiento a la real Orden en la Plaza Mayor o de Armas, a un costado de la iglesia Metropolitana, no muy lejos de la Guardia del Principal de formar los Batallones y compañías los días de procesión: Corpus, ramos y el día del Santo Patrono Santiago, “de rendir banderas y darle la bendición a las armas”.

El Principal era pasaje obligado para  la muchedumbre que acudía a la plaza. El tráfico y el bullicio de vendedores y marchantes se aliñaban con los toques de cajas, tambores y clarines de la Milicia. 

De igual manera  fue conocida la esquina como de las casas Capitulares, construida la prisión, Esquina de la  cárcel Real,   en tiempos del Presidente Páez, esquina del Cuartel de Milicias  - quizás a esto era lo que llamaban PRINCIPAL-;   comprada por el Ejecutivo, se llamó Palacio de Gobierno,  y por estar pintada con el color del “liberalismo” triunfante de Guzmán Blanco, la gente la comenzó a llamar Casa Amarilla. . Quien la utilizo  como tal fue su sucesor en 1877, el general Francisco Linares Alcántara. Pero sería Cipriano Castro que la transformaría  en el sitio oficial más versallesco que ha conocido la Caracas de fin de siglo.

Esa casona  construida hacia 1610 y luego de varias modificaciones;  ha perdurado en el tiempo y en la memoria de los caraqueños.  En sus amplios salones  han funcionado los despachos  de  Interiores,  Justicia, Policía, Hacienda, Guerra y Marina.  Actualmente  la Casa Amarilla  es el asiento del  Ministerio del Poder Popular para las Relaciones  Exteriores. Declarada Monumento Histórico Nacional en el año de 1979.

De sus puertas salió  a la horca y al suplicio el primer revolucionario José María España  la mañana del 8 de mayo de 1799 en el lugar ocupado hoy por la estatua ecuestre del Libertador. Once años después de este acontecimiento que conmovió la conciencia  americana; Muchos historiadores  coinciden al aseverar que en el edificio del Cabildo, junto a la prisión, fue donde se desenvolvieron los sucesos del 19 de abril de 1810. 

Y sobre todo al canónigo Cortes de  Madariaga  presentando al Capitán General  Emparan en el balcón del centro ante la muchedumbre apiñada en la calle. Madariaga les hizo una señal negativa para repudiar su mando. Y al grito de “NO LO QUEREMOS”, el pueblo lo repudió dando inicio a la vorágine que culminó con la independencia de Venezuela.

Luego esta esquina retomaría de nuevo el nombre  de la Principal   por prevalecer definitivamente  la cultura popular  caraqueña al fundarse en su esquina el Teatro Principal,  como remembranza al lugar que fuera ocupado  por  la  Guardia  Principal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario